El legado de Isaac Asimov

Isaac es uno de los grandes pilares de la ciencia ficción contemporánea, atribuyéndosele el merito de construir universos futuristas y lógicos. Pero uno de los grandes aportes de Isaac son las tres leyes de la robótica. Leyes que intentan modular el comportamiento de estos seres maquinales y a la vez complejos como cualquier humano.

Asimov creo una basta de colección de sagas, criticadas favorablemente por la creación de personajes únicos alejándose de los típicos clichés como el científico loco, el villano, megacorporaciones sin alma, etc. Es mas, convirtió un ser sin emociones ni sentimientos (el robot) en personajes  fundamentales para el desarrollo de tramas enteras en la mayoría de sus obras(Destacándose entre sí: Yo, Robot(1950) y El Hombre Bicentenario(1976)).

Si miramos a través de sus prismáticos notamos que los Robots son mas que simples trozos de acero y fusibles. Aquellos seres al igual que el ser humano son capaces de razonar y conocer el mundo que les rodea; en algunos casos crean relaciones interpersonales amistosas con otros humanos, siempre con buenas intenciones. En contraste a la visión humana que tras sus ojos ven a los robots como esclavos para beneficios económicos.

El paso generacional y la inmortalización

Olvido

Issac recabo un aspecto importante de la humanidad: la inmortalización de grandes personajes a lo largo de el transcurso de la civilización. Y es tal cual como lo oímos, Isaac supo aprovechar el formato de las sagas al trazar sus tramas con saltos temporales que pueden alcanzar de cientos de años hasta miles, causando que algunos de los personajes anteriormente leídos pasen a ser en el futuro, los ídolos de las masas y padres de ciencias.

De modo que el espectador se sentirá como un ente inmortal que observa minuciosamente el avance de la humanidad, y sera testigos de sus enfrentamiento contra los grandes problemas que acechan tras esta(La ultima pregunta(1956)).

El Humano y sus limitaciones

Baraka

En ocasiones, Isaac, critica la ignorancia de nosotros, como es en la saga fundación donde el ser humano se ha propagado por todas las galaxias, olvidando tras de sí la tierra.

No importa que tan elevado sea el avance tecnológico de nuestra civilización, siempre prevalecerán nuestras limitaciones: la ignorancia, avaricia, negligencia, egoísmo, etc. Y es curioso como Isaac puede transformar temas como la ciencia, los robots, el futuro y los humaniza, prácticamente humaniza lo inhumano.

Issac muestra como pequeños cambios surgen a partir del egoísmo de algunos o por la devoción de otros. Sus personajes no es que sean los típicos científicos filantropos que buscan solventar los grandes problemas mundiales, en realidad tienen mas facetas y fines de los que se cree .

Un claro ejemplo es Susan Calvin(personaje muy participe en Yo, Robot) que en su trabajo como robopsicologa se deja llevar por simples caprichos personales. Los grandes aportes que logro darle a la raza humana fue por ambición y amor hacia los robots. En algunas veces se describe como misántropa y se afirma lo anterior al saber que no engendro descendencia por su incapacidad de relación con su propia raza.

Blade Runner

Desde una manera objetiva la mayoría de las influencias y adaptaciones de los libros de Isaac Asimov no son malas. Muchas resaltan por plasmar los mayores aciertos de sus libros en un formato audiovisual. Blade Runner(1982) humanifica a los androides; Inteligencia Artificial(2001) intensifica las relaciones entre humano y robot; Robocop(1987) ademas de ser un buen film palomitero, plasma un mundo plagado de delincuencia y antivalores.

Pero el séptimo arte es intrinsecamente superficial. Y es que esta limitado por el presupuesto y la tecnología.

“Pero el séptimo arte es intrinsecamente superficial”

Los avances del CGI han reimaginado mundos literarios enteros; como es El señor de los anillos(2001) que con un balance casi zen pudo crear una excelente pantomima. Solo que estamos enfocándonos mas en la tecnología y dejamos atrás el componente humano, la introspección; el elemento que logro hacer Asimov, humanificar lo inhumano.

El séptimo arte padece de limitaciones severas en sus cintas de celuloides, tal como es la duración de estas. Un libro de cuatro horas no puede ser plasmado fácilmente en una hora y media. Por lo tanto muchas escenas suelen ser removidas, en especiales las que muestran las emociones de los protagonistas. Derivando en una simple trama por mas que lo intente. Aquí surge el estereotipo del nerd y la ciencia ficción como exclusiva para geeks.

Nerd

La desinformación de las obras de Isaac provoca que sea visto como un bicho raro que solo escribe para el mocoso del salón que se arrincona en una esquina a ensimismarse durante toda la clase. Este mal converge con los prejuicios que se tiene a todas sus obras y es llevada a su máximo esplendor con la recepción en dibujos animados, series y películas baratas. Es terrible como el trabajo de un gran maestro puede ser ofuscado por una gigantesca pila de excremento.