John Wick 2 [Análisis]

 John Wick en un principio fue una película que me agrado (tomando en cuenta que no conocía el cine de arte en ese entonces), sin entenderlo sentía satisfacción al ver sus sus combates, los cuales ignoraba el gran esfuerzo requerido; la falta de cortes producen un fuerte sentido de fluidez y realismo. Keanu Reeves (actor que da vida a John Wick) tuvo que practicar artes marciales y conducción de vehículos durante meses y no solo eso también las coreografías (escenas de combates) son practicadas múltiples veces con el fin de quedar a la perfección.

A pesar de mi gran amor hacia la cinta original el anuncio de una secuela me dejo indispuesto. Principalmente porque los arcos se habían cerrado; a John Wick se le vio arrebatado su auto y un perro, regalo de su fallecida esposa, de modo que se comprometió a cobrar venganza para así nuevamente recobrar la paz, sencillo.

Es entonces cuando la secuela incluye personajes y elementos no presentes en la primera parte, mejor dicho, forzado. En especial un pacto de sangre que hizo John Wick con un respetable mafioso italiano llamado Santino D`Antonio (Ricardo Scamarcio) lo que provoca que nuestro ex-sicario favorito vuelva al submundo del crimen organizado. Pero la pregunta tirante regresa, ¿por qué una secuela?

Expansión del Universo

john-wick-the-movie-28-free-wallpaper

Toda secuela debe ampliar el universo y John Wick 2 se lo propone. En el primer film a penas pudimos conocer unos cuantos lugares que tienen repercusión en la secuela, en especial el hotel Continental que es espacio clave para el desarrollo de este nuevo film. A la vez el hotel sirve como punto seguro  y de encuentro para todos los sicarios sin importar las rivalidades pues dentro de aquel lugar  una sola norma lo rige, nunca derramar sangre en el Continental, de lo contrario se le revoca el permiso, perdiendo todo contacto con el crimen organizado. Este simple aspecto da oportunidad para situaciones peculiares, ejemplo: Un sicario va tras de ti pero antes de matarte te invita a una copa de vino como cortesía en el Continental.

La forma como es llevada el mundo de Wick es distinto. En la cinta antecedente el universo parecía como otro mas, un mundo con asesinos seriales, mafias, contratos, etc. Al contrario de ahora que se muestra el funcionamiento. En unas ocasiones se muestran como una serie de operadoras están en servicio todos los días de la semana con la función de  blanquear dinero, publicar contratos, vetar personas, etc. También el Continental tiene lazos con armerías ilegales, modisterías y servicios de protección corporal.

Ademas el toque definitivo que me encanto fue la demostración de la fibra sensible de Wick. Siempre Wick es el gato y los demás los ratones, todos son simples peones que caen tras sus ataques cuerpo a cuerpo o mediante el gatillo pero a partir de los tres cuartos de la película llega un punto de inflexión. Wick es un personaje inspirado fielmente en El bueno, el feo y el malo y otros Spaguethi Western en especial los de Sergio Leone, se presencia, Wick es un pistolero avezado y taciturno con un pasado casi desconocido que poco a poco se da a conocer mediante sus  extravagantes tatuajes  y su  imposibilidad por sobrellevar la muerte de su mujer. El intento por olvidar sus acciones pasadas no da ningún fruto y lo único que causa es un halo intenso de sufrimiento y muerte a su alrededor.

Esto contrasta con la mitificación de Wick al relacionarlo con su seudónimo “Baba Jaga” lo perfilan como un monstruo todo poderoso capaz de asesinar en parpadeos, un ser vil con un semblante temible, un punto de vista mas siniestro e irreal típico de las leyendas urbanas.

Después de todo, Wick no es mas que una persona débil presa de constantes problemas internos. Vacío por dentro y carente de paz.

Todo se ve acallado por la posible secuela que da a entender los últimos minutos de el film. La posibilidad de cerrar todos los arcos se ve mermada por los planes de marketing; es visible si se compara el presupuesto, que ronda por unos 40 millones, el doble que su antecesor. Y es por eso que se va a por lo seguro, cada quince minutos hay una coreografía y luego se avanza la trama, llega al punto que parece una catapulta de acción. Dejando todas las incógnitas para su sucesor y unos antagonistas que no superan el mero arquetipo, un error que ya padecía antes John Wick 1.

742103

He criticado brutalmente a Wick, pero ya debemos de darle una oportunidad. La verdad es que John Wick no se hizo famosa por la trama si no por la estética, las coreografías y los planos. La cámara permanece fija pero aun así produce un efecto de adrenalina y dinamismo sin caer en el falso truco del Shaky Cam que maquilla los efectos de un combate barato(técnica preferida en películas como Los Juegos del Hambre). Al momento de los enfrentamientos la cinta se desenvuelve ingeniosamente causando muertes memorables (el lápiz… ya me entenderán).

Los rascacielos envueltos en luces neón proliferan, las personas miran con caras discriminadoras y lo único que importa es el dinero y el poder. John Wick 2 intensifica esa atmósfera con una paleta de colores fría. A pesar de repetir escenarios como la discoteca antes vista en John Wick 1, solo que a mejor preparada, la escena tiene una mayor longevidad y esta mayor cargada, con mas extras y una música electrónica hipnotizadora. Chad Stahelski (director) y su equipo potenciaron la sensación futurista/moderna con cortes mas adelante, en el museo de cristal, productor de una de las mejores escenas en toda la película, con su ritmo sereno y en particular la colocación de la cámara.

JW2_D26_6250.cr2

¿Entonces podemos tomar a John Wick 2 una cinta destacable? Tomando a consideración la acción, sobrepasa la mayoría de las películas palomiteras. Lamentablemente es imposible tragarse una trama tan forzada que convierte a media Nueva York en asesinos seriales altamente capacitados que se hallan en cada esquina. John Wick 2 simula ser una cinta mas profunda y pretenciosa sin embargo abandona toda esperanza para cerrar sus arcos con tal de crear una secuela. Vuelvo a mencionar la innecesidad por continuar la vida de Wick ya resuelta  hace un film atrás.

Por lo tanto lo único que nos queda es esperar la nueva secuela de Wick John, mientras estamos a bruces contra el suelo.